letters

letters

lunes, 21 de junio de 2010

Kill my ectasy.

Odio las risas artificiales, odio los atardeceres, odio tu sonrisa vacía, odio tus blasfemias, odio tus adulteradas canciones, odio tus besos en mi mejilla, tus caricias, tus palabras arañando mi alma, tu hipocrecía, las falsas sensaciones, las mentiras.

Vamos todos, decidme ¿para qué vivir aquí? ¿para qué pisar este mundo? ¿para qué seguir las huellas de otro? ¿para qué? ¿por? ¿dónde? ¿cuándo? no sirve de nada, y ¿por qué?, simple. Carece de sentido anhelar vuestras apariencias, carece de lógica seguir vuestros ideales, pero, ante todo, carece de corazón estar en un mundo inundado de, una vez más, mentiras.

Fuego, truenos, hielo, viento.

No sé como, no sé cuando, no sé nada.

Y así pasan los segundos, pasan los instantes, pasan los tormentos, y yo sigo aquí, estático, sin saber todavía que escribo, que trazo, que relato o qué respiro y, por todo ello, siento rabia, rabia en mis letras, rabia en mi tinta, furia en mi aire. Porque sé que no aguantaré más, sé que voy a explotar, sé que, por mucho que rompa a llorar, por mucho que grite en vuestros oidos, por mucho que anhele un ficticio auxilio, mis plegarias no serán escuchadas.

Por todo ello sé que entraré en colera, romperé las cadenas, destruiré nuestro mundo, mundo construido con montañas de inexactos recuerdos, con torres de sentimientos fraudulentos. Quemaré nuestras fotos, nuestros muebles y nuestros espejos, cortaré los hilos de nuestras vidas, rugiré en son del fin por el fin.

Y ya no puedo más, no puedo, no lo puedo soportar, necesito explosionar pero.., fue ahí, en la borágine de la sangre y las estacas cuando, por un único instante, por un único respiro de nuestros cuerpos, cuando finalmente decidí parar.

Por tu espíritu tiritante, por tu mano temblorosa sobre la mía, por tu dolor.

Por tu última lágrima.



No hay comentarios:

Publicar un comentario